• Somos un grupo humano comprometido a practicar la vida cristiana con sinceridad, y fervor.

  • En nuestras comunidades participan tanto familias completas como adultos y jóvenes que han encontrado en nuestro medio un lugar de pertenencia que los motiva a la fe en Jesús.

  • Provenimos de diferentes trasfondos culturales y religiosos que nos enriquecen por su valor y variedad.

  • Adoramos al Señor con gran regocijo y armonía entre peruanos, ecuatorianos, argentinos, nicaragüenses, colombianos, venezolanos, estadounidenses, alemanes, suecos, cubanos, hondureños, bolivianos, mexicanos, puertorriqueños, costarricenses, etc.

  • Esta variedad de nacionalidades y culturas nos ha dado una particular singularidad como grupo cristiano.

  • Desde nuestros inicios decidimos no promover el encuentro de una nacionalidad específica, sino estar abiertos a quienes anhelen conocer al Señor de todo corazón.